Consejos para aprender un idioma

Descubre como aprender inglés e otro idioma

El lenguaje es algo mucho más complejo que el hecho de hablar con otras personas, aunque nos parezca algo natural en nuestro día a día. Esto es parte de nuestra cotidianidad por que lo que a veces no tenemos en cuenta que en este proceso participan e interactúan diversas actividades mentales.

 

¿Qué es lo primero que hacemos para comunicarnos?

consejosCuando queremos comunicarnos con otras personas, primero que nada hemos de poder reconocer las palabras dentro de lo que conocemos como cadena sonora. Luego, tenemos que establecer el significado de la oración para poder formular una respuesta. Necesitamos el lenguaje para poder satisfacer necesidades, contestar a otros, relacionarnos, expresar sentimientos, crear, preguntar etc. Por eso es tan importante poder hacerlo de forma clara y fluida, más aún si estamos aprendiendo una segunda lengua.

Asimilación del idioma

Como hemos visto, lo primero es identificar los sonidos del idioma que queremos aprender, este es el primer paso hacia una comunicación fluida. Tenemos que conocer cada sonido del nuevo idioma para poder asimilarlo, memorizarlo y reproducirlo. Sólo así podremos seguir con los demás pasos y lograr una comunicación efectiva.

El lenguaje es fundamental para crear una cultura, deber reconocerse como algo más que un medio para la comunicación. Es la forma más compleja de comunicación intencional que relaciona letras, signos y sonidos, siendo imprescindible asociar estos sonidos con sus caracteres así como con su significado. Así mismo, con la aparición de las reglas para combinar los simbolos podremos ofrecer distintos tipos de información según el contexto.

Para aprender ingles o una nueva lengua la clave es la repetición y la imitación, esto combinado con los demás procesos, permitirá al estudiante adquirir un dominio real y poder usar el idioma de forma fluida y natural. Asimilando esto, será capaz de repetir lo que escuche como aprendió su lengua materna y poco a poco irá aprendiendo las reglas gramaticales que son importantes pero no son la clave para aprender un nuevo idioma. Hay que centrarse en la adquisición de soltura verbal, mejora de la pronunciación y agudizar el oído, para luego poder relacionarlo con las normas que nos están enseñando en clases de gramática.

Gran variedad de aspectos relacionados

psicología

Así mismo, la comunicación está relacionada con otros campos como la psicología, ya que en la asimilación del lenguaje intervienen otros procesos como lo son la cognición, la memoria, la percepción, el pensamiento, la percepción y otros factores como son la educación y su componente lingüístico. Sin duda, el lenguaje representa nuestro poder pensante y hay que tener en cuenta cómo se adquiere y de qué forma se utiliza. Si quieres aprender inglés o un nuevo idioma de forma correcta y optimizando el tiempo de aprendizaje, lo mejor es que te rodees de profesionales que te aconsejen cómo hacerlo y sobre todo te enseñen a combinar todos estos factores, para poder adquirir una buena pronunciación desde el primer día y poder avanzar con el proceso formativo. Con las herramientas que te proporcionan los docentes y tu motivación, lo conseguirás de forma rápida y eficaz.

La Gramática

La gramática es el punto fuerte de los estudiantes españoles.

 

El papel de la gramática en España

En España tenemos la costumbre de centrarnos, educativamente hablando, en la gramática a la hora de enseñar un idioma. Siempre nos han inculcado que esta es la mejor forma de aprender una lengua nueva, conocer al dedillo las reglas gramaticales que conforman ese idioma. No vamos a negar que esto es importante, porque realmente lo es, pero lo que si queremos recalcar en este artículo es que, pese a la importancia que tiene la gramática cuando aprendemos un nuevo idioma, no es la única disciplina lingüística que debemos tener en cuenta.

 

Definición de la gramática

La gramática se encarga de estudiar cómo se relacionan entres sí los distintos elementos lingüísticos y establece las reglas para una comunicación correcta. Por esto es importante, porque sin ella la comunicación sería un caos, no sabríamos cómo utilizar de forma correcta los sustantivos, ni conjugar los verbos para que las oraciones que usamos al comunicarnos tuviesen sentido. Pero tenemos que darnos cuenta de que no es la única parte del idioma que debemos trabajar, porque si sólo dominamos la gramática no seremos capaces de mantener una conversación fluida con un hablante de la otra lengua, por ejemplo. O tampoco tendremos el vocabulario suficiente para formar las oraciones correctas que nos enseña a formar la gramática.

La gramática es aburrida

gramatica aburrida

Por regla general la manera en la que aprendemos la gramática es aburrida, poco intuitiva y a veces incluso frustrante, porque se trata de memorizar reglas que más tarde se supone que debemos aplicar. Esto muchas veces nos aporta quebraderos de cabeza a la hora de tener una conversación fluida o de producir de manera rápida y fiable un texto escrito, porque hemos de pararnos a pensar de qué manera podemos aplicar las reglas que nos hemos aprendido de memoria. Por eso la mayoría de estudiantes españoles tienen un buen nivel de inglés escrito, ya que escribiendo tenemos más tiempo para recapacitar sobre si estamos utilizando la regla gramatical correcta o si por el contrario lo que estamos poniendo no tiene ningún sentido.

 

la pronunciación es clave para aprender inglés

Pero un buen nivel de inglés escrito no garantiza una comunicación fluida en este idioma, que es al fin y al cabo el objetivo que todos tenemos cuando nos proponemos aprender inglés. Por esto no sólo hemos de cuidar la corrección gramatical sino que hemos de mejorar también en ámbitos como la pronunciación y la expresión oral, que suelen ser los puntos débiles de los estudiantes españoles. Una buena pronunciación es indispensable para hacernos entender por los hablantes de inglés. Y es también el complemento perfecto para la corrección gramatical que ya tenemos, porque nos va a permitir no sólo utilizar expresiones correctas sino además hacerlas comprensibles para nuestro interlocutor.

 

Hemos de reforzar, por tanto, el estudio de todas las ramas de la lingüística ya que se hacen indispensables para una comunicación fluida. Y para esto, la mejor manera de aprender ingles es hacerlo de una manera más intuitiva, por imitación, tal y como aprendemos nuestro propio idioma cuando somos niños. De esta manera, todas las áreas del lenguaje se desarrollan de manera conjunta y no dejamos rezagada ninguna parte.

Sustantivos compuestos en inglés

Formación de sustantivos compuestos en inglés

Los sustantivos compuestos son sustantivos formados por más de una palabra y que funcionan como los sustantivos simples. Estos sustantivos compuestos pueden estar escritos de diferentes maneras y estar formados por una o dos palabras, separadas o no por un guión. No hay una regla fija por lo tanto, vamos a ilustrar cada caso con varios ejemplos. Las clases de sustantivos compuestos son los siguientes:

  • Sustantivo + sustantivo:

son aquellos que se forman por la suma de dos sustantivos. Están los formados por dos palabras como por ejemplo: “alarm clock” que significa despertador, “blood pressure” que significa presión sanguínea, “weather forecast” que significa predicción meteorológica, entre otros muchos. También están los sustantivos que están formados por la suma de dos palabras pero formando una sola como por ejemplo: “bedroom” que significa dormitorio, “ashtray” significa cencero, “football” que significa fútbol, entre otros muchos ejemplos.

 

  • Sustantivo +-ing:

son aquellos que están formados por un sustantivo y otro acabado en ing. Pueden ser dos palabras separadas como por ejemplo: “data processing” que significa procesamiento de datos, “pedestrian crossing” que significa paso de cebra. También pueden estar separados por un guión como por ejemplo: “bird-watching” que significa ornitología, “horse-riding” que significa equitación. Y por último, los que se componen de una palabra como por ejemplo: “dessmaking” que significa costura, “sleepwalking” que significa sonambulismo o también “handwriting” que viene a significar escritura.

 

  • -Ing + sutantivo:

en este caso, la palabra acabada en –ing va la primera seguida de otro sustantivo. Vamos a ilustrar este caso con varios ejemplos: “sailing boat” que significa barco de vela, “swimming pool” que significa piscina, “drinking water” que significa agua potable o también “looking glass” que viene a significar espejo. También puede existir que la primera palabra se enlace con la segunda por medio de un guión como por ejemplo: “walking-stick” que significa bastón.

 

  • Adjetivo + sustantivo:

otra manera de obtener un sustantivo compuesto es mediante el uso de un adjetivo unido a un sustantivo. Pueden ser dos palabras diferenciadas como en los siguientes ejemplos: “blue jeans” que significa pantalones vaqueros, “high school” que significa instituto, “bad blood” que viene a significar que estás muy enfadado o que tienes mala sangre, mala leche. También se pueden dar en una sola palabra como en los siguientes ejemplos: “blackberry” que significa mora, “darkroom” que significa cuarto oscuro, “greenhouse” que significa invernadero.

 

  • Verbo + preposición/ preposición + verbo.

Este es el apartado donde más puede variar los sustantivos compuestos ya que pueden ir delante del verbo o detrás o también separados por un guión. Vamos a ver unos ejemplos de cada caso. En el caso de preposición + verbo: “Outlook” que significa panorama, “upbringing” que significa educación, “outbreak” que significa estallido de algo, brote, comienzo, erupción. En el caso de detrás del verbo tenemos los siguientes ejemplos: “layout” que significa diseño, “breaksown” que significa descompostura, desglose, ruptura, “feedback” que significa retroalimentación, aunque esta palabra también se suele utilizar en inglés. Y por último, tenemos el caso de las palabras que van unidas por un guión como en los siguientes ejemplos: “make-up” que significa maquillaje, “take-off” que significa despegar.

En inglés se suele utilizar muy frecuentemente las palabras compuestas formadas por la unión de dos palabras simples con un significado diferente. Esperamos haber explicado de forma clara cada uno de los tipos y haberlos ilustrado con suficientes ejemplos.

Las palabras compuestas

Hay que entender las palabras compuestas

 

En lingüística, la composición es un procedimiento morfológico de las lenguas para crear neologismos, esto es, nuevas palabras. Consiste en regular 2 o más lexemas o bien raíces, esto es, partes invariables de palabras, para formar una vocablo nuevo que constituye una unidad semántica y sintáctica. Debe diferenciarse meridianamente de unidades fraseológicas como la lo es la colocación, y hay que aclarar que no se trata de una locución, ni lexía, ni un enunciado fraseológico.

 

La composición de las palabras en inglés es un recurso mucho más utilizado que en español y se utiliza diariamente en el habla cotidiana, por ello observamos más procedimientos de los que existen en español para unir las palabras. ¿Por qué sucede esto? A continuación te lo explicamos y te ponemos algunos ejemplos.

 

El inglés, lengua analítica y aislante

 

La lengua inglesa, es analítica y también aislante, esto quiere decir que establece las relaciones de sus palabras por la posición que ocupan dentro de una oración. Esto tiene por resultado, que el orden de los vocablos es relativamente estricto por lo que puede crear la fusión de varios elementos léxicos en uno. En inglés encontramos un número significativamente mayor:

 

  1. Adjetivo + Nonmbre (ej.: far cry)
  2. Adjetivo + Nombre-ed (ej.: redfaced)
  3. Nombre + Adjetivo (ej.: taxfree)
  4. Verbo + Nombre (ej.: taxpayer)
  5. Nombre + Verbo-ing (ej.: book-keeping)
  6. Verbo-ing + Nombre (ej.: swimming pool)
  7. Nombre + Verbo-er (ej.: babysitter)
  8. Nombre + Nombre (ej.: girlfriend)
  9. Partícula + Verbo (ej.: income)
  10. Verbo + Partícula (ejs.: make-up)
  11. Adverbio/Partícula + Nombre (ejs.: under-dog)

 

El español, lengua flexiva y sintética:

las formaciones de las palabras

A diferencia del inglés, es español es una lengua más flexiva y sintética, es decir, no tiene un uso tan amplio del orden de las palabras, por lo que las palabras al lado de otras se establece como una combinación no necesaria sino más casual. Por esto el español recurre más a menudo a procesos de formación de nuevas palabras un poco diferentes. En español tenemos cuatro grandes categorías para la composición del lenguaje:

 

  1. Nombre + Nombre (ej.: salva vidas)

2.Verbo + Nombre (ej.: lavavajillas)

  1. Nombre + Adverbio (ej.: cuesta arriba).

4 Nombre-i + Adjetivo (ej.: pelirrojo)
A esto debemos sumar el hecho de que las palabras más típicas de la lengua inglesa son monomorfemáticas y en la lengua española hay muchas palabras que pueden llegar a agrupar distintos morfemas con varios contenidos gramaticales o léxicos.

 

No solo hay un número mayor de recursos de composición, sino la productividad de ciertos de estos procesos es asimismo mayor. En castellano, la manera más usual de los compuestos es Verbo + Nombre (ej.; portafolios), al paso que en inglés la categoría más abundante y con considerablemente más productiva es la de Nombre + Nombre (headmaster). Como comprobarás cada idioma tiene sus particularidades.